La resolución en impresión de tarjetas o etiquetas indica el número de puntos que puede imprimir por milímetro o por pulgada. A mayor número de puntos, mayor calidad de impresión. Los más convencional en el sector es medirlo en puntos por pulgada DPI (Dots Per Inch), Técnicamente en Europa seria más correcto darlo en puntos por milímetro (DPM). La resolución más alta requiere un cabezal más desarrollado y un procesador más potente. Al margen de la calidad de impresión, hay que considerar con atención la alta resolución cuando se tienen que imprimir microtextos y para los códigos de barra de pequeño tamaño, especialmente de los 2D.