La impresión térmica de contacto

La impresión térmica es la tecnología práctica, eficaz, rápida y económica para imprimir en monocromo etiquetas, recibos o tarjetas. Se basa en un cabezal térmico que contacta con el soporte a imprimir, normalmente etiquetas, cartón, papel o film, para conseguir un contraste en forma de dígitos alfanuméricos, imágenes o códigos de barras. El cabezal térmico imprime en línea y en continuo, con alta velocidad y resolución por lo que se adapta a las necesidades del servicio de etiquetas impresas en líneas de trabajo o de producción automática. Asimismo las impresoras son relativamente compactas e incluso portátiles. El cabezal térmico tiene la anchura del papel e imprime a medida que éste evoluciona. Basadas en la tecnología del cabezal de impresión térmico hay dos variantes de aplicación, térmica directa y termo transferencia.

La impresión térmica directa

La impresión térmica directa (Direct Thermal) se caracteriza por el uso del papel térmico o film monocromo para la impresión. El papel térmico incluye una capa de material termo sensible que por la acción del calor cambia a color negro y facilita crear un contraste equivalente a la impresión de caracteres alfanuméricos, imágenes o códigos de barra.

Pese a que la impresión es poco duradera y poco resistente en ambientes adversos, su simplicidad de explotación y su coste han llevado a que se impusiera para actividades relacionadas con el retail, y en general con todo tipo de impresos, recibos y etiquetas cuyo uso no se alarga en el tiempo, ya que la insolación, la corriente estática o el calor pueden ensombrecer o incluso hacer desparecer la impresión (acuérdate del papel térmico de los fax de la primera generación). Entre sus indudables ventajas destacan:

Ventajas de la térmica directa:

  • No hay consumible más allá del papel térmico imprescindible para obtener impresos
  • No hay residuo por el entintado
  • Manejo simplificado para el usuario de la impresora
  • Las impresoras son más compactas gracias a no tener que gestionar residuos

La impresión por transferencia térmica

La impresión por Transferencia térmica o por termo transferencia (Thermal Transfer) se caracteriza por usar como base de contraste una cinta de polipropileno suplementaria que contiene cera y/o resina coloreada. que servirá de contraste a transferir al ritmo de su paso por el cabezal de impresión. Este consumible se desplaza a la vez que el soporte a imprimir bajo el cabezal de impresión.

Tienen un mayor coste de compra y de explotación. Las impresoras de termotransferencia tienen habitualmente un mayor tamaño, pues llevan rebobinadores que recuperan la cinta de entintado de polipropileno que luego habrá que desechar adecuadamente, y a su vez hacen que el equipo sea más grande.

Ventajas de la termotransferencia:

  • Gran contraste y legibilidad
  • Alta velocidad de impresión
  • Flexibilidad y adherencia en todo tipo de soportes tanto papel, porosos y no porosos.
  • Opciones de catálogo para una alta adherencia en diferentes soportes (papel y sintéticos)
  • Durabilidad en condiciones adversas.
  • Opción de colores diversos

Conclusiones

La impresión térmica directa es simple, no genera residuos sensibles y es especialmente fácil para manipuladores y usuarios, las impresoras son más compactas y económicas pero la impresión puede verse afectada en el tiempo por el calor, la electricidad estática y en general, no es adecuada para aplicaciones que precisen durabilidad o que el impreso esté expuesto en el exterior. etc.

La impresión por termo transferencia permite satisfacer una amplia gama de requisitos, soportes, calidad y aunque monocromo, hay una gama de colores disponibles. Facilita la elección de prácticamente cualquier material papel o sintéticos para etiquetas.

No dudes en pedir ayuda para decidir la solución óptima para tu necesidad