Etiqueta RFID

Es una etiqueta convencional que integra una antena serigrafiada y un chip que puede contener un código unívoco o sencillamente una capacidad de memoria para que pueda portar datos. Los datos pueden venir de origen o pueden ser grabados posteriormente aprovechando el proceso de impresión. Normalmente se imprime un código o un texto relacionado con lo que se graba en el chip. La etiquetas electrónicas pasivas no tienen una pila o batería que las alimente. Para poder interactuar, es preciso que una antena exterior excite la antena de la etiqueta para que sea capaz de transmitir los datos que lleva. Para grabar o recoger los datos suele hacerse con impresoras y/o terminales expresamente equipadas con grabadores/lectores de etiquetas pasivas RFIDs.

100