Para elegir adecuadamente la impresora de tarjetas adecuada a sus necesidades debería tener en cuenta los siguientes puntos:

  1. Volumen de tarjetas a imprimir. En el mercado se ofrecen las pequeñas (entry) para hacer hasta 1000 tarjetas al año, las normales para hacer hasta 10.000 y las altas de gama para hacer más de 10.000.
  2. Impresión a color o blanco y negro
  3. Impresión a una o dos caras (dual side): Segun el objetivo estético y la cantidad de información a imprimir.
  4. Deben ser impresa hasta el borde o puede dejarse un margen por los laterales sin imprimir? Los equipos que deben imprimir hasta los bordes debe hacerse mediante un film transparente  intermedio (retransferencia), que se imprime en reverse y luego se adhiere por la parte impresa a la tarjeta. Esta opción permite imprimir en toda la tarjeta sin reservas, y ofrece una durabilidad mucho mayor.
  5. Debe ser de seguridad o especialmente robusta? Con una laminación de refuerzo por encima de la impresión se consigue una mayor seguridad, robustez y protección, a un coste ajustado si se tienen en cuenta las incidencias con tarjetas convencionales.
  6. Posibilidad que facilite al usuario la dispensa para ser recogida con una sola mano.
  7. Conectividad: Bluetooth, USB, WiFi, LAN,
  8. Se tiene que codificar además de imprimir? Si es que sí, habrá que saber la tecnología que se comenta en el punto siguiente.

Tecnologías de codificación en las targetas:

  1. Banda magnética.
  2. Chip de contacto (Contact Smart Card)
  3. NFC Sin contacto: para ser leida con proximidad (a unos centímetros)
  4. RFID Gen 2 UHF: datos limitados pero para ser leida a distancia (1 metro o más)

No dude en consultarnos para facilitarle su elección.